Entrega de Helen Hernández, miembro de la red de comunicadores RCE.- Con el objetivo de conocer la infraestructura de las escuelas públicas urbanas de los municipios de Juigalpa y Boaco, particularmente en lo referido a servicios higiénicos y agua potable, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), realizó el seguimiento a la fiscalización que se hizo en el año 2010.

Para esa fiscalización se visitó un total de 20 centros educativos (10 en Boaco y 10 en Juigalpa), además se entrevistó a directores, directoras, estudiantes y se aplicó una guía de observación.

El delegado Territorial de la PPDH de Boaco y Chontales, licenciado Maryam Collado Ibarra, dijo que las condiciones de las aulas, del total de centros fiscalizados, sólo el 25% están en buen estado, un 60% regular y un 15% mal.

En el 65% de los centros escolares se encontró que disponían del servicio de agua potable y solo en un margen de 35% no presentaba el servicio, en lo referente a esto se constató que en la mayoría de los centros el agua era suministrada de manera intermitente, no había presencia de bebederos en todos los centros y en los que había estaban en malas condiciones además de estar situados en su mayoría dentro de los servicios higiénicos lo que conlleva a decir que las condiciones de salubridad no lo garantizan.

Collado expresó que las condiciones físicas de los servicios higiénicos se constató que el 100% de los centros los niños contaban con servicios higiénicos, el 45% de los mismos presentan malas condiciones y un 45% presentan condiciones regulares en cuanto a su funcionamiento, un 70% presentaba que contaban con sistema para desechar aguas negras.

Recomendaciones

El representante de la Procuraduría, explicó que en el informe final realizaron algunas recomendaciones al Mined entre ellas incluir en su propuesta de presupuesto del año 2012, el rubro para mantenimiento y reparación de infraestructura escolar, igual para la contratación del personal de vigilancia ya que este es prácticamente nulo.

El Mined en coordinación con las autoridades de la Policía Nacional debe fortalecer el Plan Colegio. Se debe a la mayor brevedad posible atender y dar seguimiento al problema de falta de abastecimiento de agua potable en el centro escolar Rosa Lanzas, ya que no cuenta con el servicio de agua potable, además de la reconstrucción o reparación total del Instituto Josefa Toledo de Aguerri.

La asignación de presupuesto de parte de la comuna para mejorar la accesibilidad de algunos centros educativos que tienen barreras arquitectónicas que impiden el libre acceso para estudiantes con discapacidad.