Un fuerte sismo de magnitud 7.9 grados con epicentro en Costa Rica y que fue sentido en otros países centroamericanos como Nicaragua, El Salvador y Honduras, reportó esta mañana el servicio geológico de Estados Unidos (USGS).

El epicentro ocurrió ocho kilómetros al noreste de Sámara, en Guanacaste, ubicado en el Pacífico norte de Costa Rica y tuvo una profundidad de 20 kilómetros. Las causas del sismo se deben al choque de las placas Coco y Caribe en la zona de Nicoya, Costa Rica.

El movimiento ocurrió a eso de las 8:40 de la mañana. Cadenas internacionales de televisión ya han reportado el sismo en Sudamérica y México.

El USGS emitió un alerta de tsunami para las costas del Pacífico de América Central y del Sur tras producirse este potente terremoto.

En Nicaragua

La primera dama de Nicaragua y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, manifestó en medios oficialistas que se ha emitido una alerta de tsunami en la costa del Pacífico. Destacó que las autoridades ya están trabajando para "resguardar" la vida de los pobladores de las zonas costeras de Nicaragua.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que las evacuaciones ya se están realizando en las zonas costeras en el Pacífico de Nicaragua y se calcula que las primeras olas bajo alerta de tsunami golpeen las costas de San Juan del Sur, Puerto Sandino y Corinto.

Mario Pérezcassar, secretario general del Ejército, indicó que hay 1,500 efectivos del Ejército, Defensa Civil, Brigada de Infantería Ligera, Fuerza Naval, y los comandos militares regionales 1, 6 y 5 para realizar las evacuaciones desde el Golfo de Fonseca hasta San Juan del Sur.

Además en Nicaragua las clases fueron suspendidas en las zonas de riesgo.

De acuerdo al Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), el sismo tuvo un rango de 7.3 grados en la escala de Richter, a una profundidad de 10.1 kilómetros, pero las autoridades están revalidando estos datos.

La Alerta de tsunami fue suspendida en Nicaragua a eso de las 11 de la mañana, pero Defensa Civil mantiene una alerta baja en la zona como medida de prevención.

En Costa Rica

El sismo interrumpió momentáneamente los servicios de electricidad y telecomunicaciones en buena parte de Costa Rica, informó la agencia AFP.

Reportes de televisión dieron cuenta de cortes de comunicaciones con sectores de la península de Nicoya. Pobladores cercanos al epicentro, contactados por Canal 7 de televisión, indicaron que el sismo se sintió muy fuerte, pero ninguno de ellos dio cuenta de daños.

"Estábamos en la piscina. Se formó una ola dentro de la piscina" dijo con nerviosismo una turista contactada por Canal 7 en la zona de Pinilla, a unos 30 kilómetros del epicentro.

El intenso movimiento telúrico, que se sintió prolongadamente, se registró entre las 08H40 y las 08H43 locales, según los servicios sismológicos.

Por su lado los servicios sismológicos costarricenses ubicaron su epicentro en la misma zona a 13 kilómetros del poblado de Cangrejal.

En varias zonas del país, muchas personas, que a esa hora se trasladaban a sus trabajos o empezaban la jornada laboral, salieron alarmados a las calles, según reportes de radioemisoras y televisoras.

Algunos edificios de San José y escuelas fueron evacuados, de acuerdo con los informes.

Media hora después del sismo, varias zonas de la capital, a más de 150 kilómetros del epicentro seguían sin energía eléctrica, mientras la red de telefonía celular estaba colapsada.

En algunas zonas aledañas al epicentro del sismo fueron reportados daños materiales y ninguna muerte hasta el momento.

Puente del Río Sucio en Sarapiquí, Costa Rica


En Suramérica

La Marina chilena emitió su propia alerta de tsunami. El reporte del Servicio Hidrográfico y Oceonagráfico (SHOA) de la Marina chilena emitió la alerta a las 11H56 locales (14H56 GMT), afirmando que "existe alta probabilidad de que se genere un tsunami" tras el sismo en Costa Rica.

El 27 de febrero de 2010 un sismo y un tsunami consecutivo afectaron al centro-sur de Chile, dejando 555 muertos y desaparecidos, la mayoría de ellos en la región del Maule.