El secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Silvio Báez, rechazó la posibilidad de que el Código de la Familia incluya el matrimonio entre personas del mismo sexo, pues "atenta contra la ley de Dios" que ha creado -según la doctrina católica- al ser humano para "asegurar la reproducción de la humanidad".

El prelado llamó a estar "alertas" frente a una ley que aborda temas "sensibles de la sociedad" y muestra "control abusivo" del sector social, además mantenerse firme sobre sus conceptos de familia.

"Dios ha creado al ser humano hombre y mujer, imagen y semejanza, les ha confiado la reproducción para la continuidad de la humanidad, también les confía la educación de los hijos, esta es nuestra visión cristiana, la mantenemos y ofrecemos humildemente a la sociedad", recalcó el religioso.

"No todo lo legal es moral y bueno, como tampoco todo lo bueno y moral tiene que cristalizar una ley. El problema es cuando se aprueban leyes que rigen con la dignidad humana en valores tan sagrados como la familia, piensan que se puede hacer y es buena para el ser humano. Ahí nuestra preocupación para estar alertas frente a un código que toca puntos sensibles y un valor tan esencial para la convivencia humana y fe cristiana como la familia. Nos hemos manifestado contra un control abusivo del ambiente doméstico familiar y de mantener firme nuestra posición sobre el concepto de familia fundado sobre el matrimonio o unión estable entre un hombre y mujer", puntualizó Báez.

Sin embargo, el Obispo Auxiliar de Managua, manifestó que "respetan y aman" a las personas con orientación sexual "diversa", mismas que "tienen un lugar en la Iglesia (Católica)".

"Lo que no podemos como Iglesia es aceptar el hecho como tal y proponerlo como si fuera una vía aceptable. Y lo hacemos con la convicción, este es el camino de humanización que verdaderamente realiza al ser humano. Respetamos la opinión de las personas y no estamos en un plan confrontativo con nadie", alegó.