A sus 21 años Kassandra Báez tiene la certeza total de que darle el pecho a su bebé es la mejor manera de protegerlo contra un sin número de enfermedades.

“Cuando el niño nació todos en mi familia me dijeron que lo mejor era darle de mamar. Además se ahorra bastante solamente gastamos en ropa y pañales”, dijo Báez.

Para la doctora Cecilia de Trinidad Barboza, miembro de la Fundación Médica Nicaragüense (Fumednic), lo ideal es que las futuras madres desde el embarazo estimulen sus pezones para que facilite el amamantamiento de su bebé.

“Hay que trabajarlo (el pezón) porque este puede estar muy pequeño o invertido. Todos los días deben hacerse masajes, para cuando el bebé nazca tenga la forma y el tamaño de un biberón”, recomendó la doctora a las futuras madres nicaragüenses.

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y en Nicaragua se aprobó recientemente la Ley 798, que establece la primera semana de agosto como Semana Nacional de la Lactancia Materna y a agosto como el Mes de la Lactancia Materna.

Xanthis Suárez, presidente de la Alianza Pro Lactancia Materna, manifestó que evaluarán los obstáculos que están impidiendo que sigan creciendo las prácticas de amamantamiento exclusivo.

“Tenemos preocupación, porque a pesar que tenemos como cinco mil mujeres promoviendo todos los días en las comunidades, los índices de lactancia materna exclusiva no suben en el país. Estamos en un poco menos de un 35 por ciento, deberíamos tener un 60 por ciento por los menos”, dijo Suárez.