La actividad ganadera proyecta este año alcanzar un crecimiento mínimo de un ocho por ciento y consolidar el puesto número uno en la lista de productos de exportación de Nicaragua tras desplazar en 2011 al café que por décadas había ocupado ese rango.

El sector reconoce que eso será posible pese a que la falta de financiamiento sigue siendo el principal obstáculo para su expansión y reconversión.

Los altos precios de la carne en el mercado internacional y la decisión de algunos países como Argentina y Estados Unidos de utilizar tierras dedicadas a la ganadería para la siembra de granos, siguen siendo la principal garantía de que alcanzarán el crecimiento propuesto.

El presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), Solón Guerrero, asegura que la falta de financiamiento y recursos para inversiones de largo plazo es el principal obstáculo a superar.