Estados Unidos y Costa Rica han sido los dos primeros países en reaccionar después de concluida la jornada de votaciones programadas por el Consejo supremo Electoral para este domingo 7 de noviembre. Primero se conoció la reacción de la Casa Blanca con las declaraciones del presidente Joe Biden , calificando de “pantomima” el proceso y luego la cancillería costarricenses publicó un comunicado mediante el cual oficializaba el desconocimiento de las elecciones en Nicaragua.

“Estados Unidos, en estrecha coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, utilizará todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestro alcance para apoyar al pueblo de Nicaragua y exigir responsabilidades al gobierno de Ortega-Murillo y a quienes facilitan sus abusos”, advirtió.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (Reuters)

Ambos gobiernos recuerdan a Nicaragua sus compromisos asumidos en materia de democracia y necesidad de fortalecimiento institucional y exigen la liberación de las presas y presos políticos. Las autoridades electorales nicaragüenses todavía no han presentado ningún informe oficial sobre el proceso convocado para este día y que estuvo marcado por una baja presencia de personas en los centros de votación, como solía ocurrir en otras ocasiones.

Minutos antes de las cinco de la tarde, hora de Nicaragua, Nicolás Maduro felicitaba a los sandinistas por las votaciones, calificándolas de épicas y retomando parte del discurso ofrecido por Daniel Ortega hoy al medio día, al hablar de elecciones en paz.