Tomado de www.cartabodan.com .- La Policía también prohibió la portación de armas de fuego y municiones durante el período, en un plan realizado en coordinación con la Cruz Roja, Ministerio de Salud (Minsa), el Instituto de Turismo (Intur), bomberos, el Sistema Nacional de Prevención de Desastres (Sinapred) y el Ejército.

"¿Por qué estamos prohibiendo la portación de armas de fuego? Todos nosotros sabemos que en Semana Santa se incrementa el consumo de licor y esa combinación, alcohol y armas de fuego, es dinamita", comentó el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional.

Agregó: "Si queremos reducir los muertos, los lesionados graves y los lesionados leves, también tenés que prohibir la portación del arma de fuego, excepto los policías en funciones que vamos a estar trabajando y los compañeros del Ejército".

También prohibirán el consumo y expendio de licor a niños, niñas y adolescente, tal como lo establece el Código de la Niñez y Adolescencia o Ley 287. "¿Qué sucede en la práctica? En muchos de nuestros barrios, de nuestros asentamientos, de nuestras colonias, en zonas residenciales, el adulto o el padre de familia está tomando licor y manda a la venta, manda al supermercado, a comprar licor a adolescente y después te dice que es responsabilidad de la Policía", resaltó el jefe policial.

Otra prohibición será la circulación de vehículos automotores y cuadraciclos en las playas porque hay muchos antecedentes de lesionados. Añadió que serán "estrictos" con los dueños de semovientes, porque gran cantidad de accidentes suceden por "irresponsabilidad" de sus propietarios, que los dejan pastar a orillas de las carreteras.

Díaz pidió a conductores portar licencias de conducir, circulación y seguro obligatorio, revisar el estado mecánico de su vehículo y guardar una "actitud y conducta responsable". A los motoristas y acompañantes recomendó usar cascos para preservar su vida.