Los productores de la zona seca de Madriz y Nueva Segovia están preocupados por el rendimiento de su producción debido a la falta de lluvia y temen que ocurra una situación similar a la registrada entre 2001 y 2002, cuando se presentó el fenómeno climatológico El Niño, provocando una sequía tan grave que se perdió el 80% de los cultivos, el equivalente a 117,854 manzanas, según datos del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor.

Miguel Moncada, productor del municipio de Macuelizo, en el departamento de Nueva Segovia, está desesperado porque llueva en esa zona, ya que si no podría perder las tres manzanas de maíz que sembró para la cosecha de primera. Asimismo, teme que otras tres manzanas de frijol que tiene sembradas no tendrán un buen rendimiento como el del año pasado.

Moncada prevé que de las tres manzanas de frijol obtendrá un rendimiento de 10 quintales por manzana, pues estas lograron beneficiarse de las lluvias de mayo y el ciclo del frijol es de apenas 90 días, pero en el caso de las tres manzanas de maíz, cuyo ciclo es de cuatro meses, su pronóstico es incierto.