En Camoapa las elecciones iniciaron con relativa calma, aunque ya hay denuncias de la Alianza PLI sobre la falta de acceso de sus fiscales para verificar el proceso electoral.

Tomado de www.laprensa.com.ni .- La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) realiza hoy un recorrido por varios centros de votación en Nicaragua y ha señalado que su primera impresión es que la jornada inició en orden y en calma.

 El jefe de la misión de acompañantes de la OEA, el excanciller Dante Caputo, llegó hoy a primera hora del día al colegio Salvador Mendieta, al sur de Managua, donde visitó las mesas de votación y se limitó a decir que al menos en ese centro estaba todo en orden.

"Creo que en general la cosa se está desarrollando con cierta normalidad. No vemos grandes alteraciones", dijo a periodistas el enviado de la OEA.

"Hubo problemas con la entrega de credenciales a los fiscales (de la oposición), pero se resolvió con nosotros presentes ayer mismo", agregó.

No obstante, en el lugar los observadores recibieron la denuncia de un fiscal de la opositora alianza Partido Liberal Independiente (PLI), quien aseguró que la Policía no le permitió ingresar a la mesa de votación.

Caputo le indicó al fiscal, que insistía en contar con el apoyo de la OEA para resolver su situación, que investigarían el caso.

En unas escuetas declaraciones a la prensa, el enviado de la OEA señaló que no adelantaría criterio sobre posibles problemas en los centros de votación, pues solo se referiría a los reportes directos de sus observadores.

"Solo puedo precisar la información de mis observadores; no emito opinión hasta no tener el reporte de mis observadores, hasta no tener comprobación de nosotros mismos", explicó en relación a las denuncias que en los últimos días se presentaron relacionados a la acreditación de fiscales del PLI.

Sobre su primera visita del día, el jefe de misión de la OEA afirmó que en ese colegio (Salvador Mendieta) las cosas marchan "tranquilas, normales. Acá está todo bien".

Tres millones y medios de votantes

La apertura de las 12 mil 960 juntas electorales en 4 mil 260 centros de votación se llevó a cabo sin incidencias a las 07:00 hora local (13:00 GMT) y con filas de la ciudadanía para ejercer su derecho al sufragio, informaron las autoridades electorales.

Un total de 3,4 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir al nuevo presidente del país, al vicepresidente, a 90 diputados de la Asamblea Nacional y a 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El favorito para ganar, según las encuestas, es el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, cuya candidatura es calificada por distintos sectores como "ilegítima, ilegal e inconstitucional", por sus maniobras legales para saltarse la prohibición constitucional que le impedía aspirar a la reelección.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección inmediata, pero magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia declararon inaplicable ese artículo, lo que abrió las puertas a la candidatura de Ortega.

El proceso es vigilado por unos 200 observadores extranjeros de la OEA, la Unión Europea (UE) y un grupo de expertos latinoamericanos en observación electoral, además de unos 20 mil observadores nacionales.

El cierre de los centros de votación está previsto hacia las 6 pm hora local y esta misma noche podrían ofrecerse ya los primeros resultados parciales.