Tomado del www.elnuevodiario.com.ni .- El año pasado, la Policía Nacional se “sacudió” a 173 agentes, a quienes dio de baja deshonrosa por haber cometido actos de corrupción, de indisciplina, de violación al reglamento policial, y por abusar de su autoridad.

La cifra corresponde al 14.4% de los nuevos efectivos (1,200) que ingresaron a la fuerza del orden público en 2011 y al 1.4% del total de los uniformados (12,000), por tanto, constituye una “cantidad mínima”, valoró el Inspector General de la Policía, comisionado general Juan Báez Galeano.

Desde 2008 a 2011, el promedio anual de policías que han sido “dados de baja” es de 160. En 2008 mandaron a la calle a 194, pero la cifra descendió a 132 en 2009, al año siguiente fue de 140, y el año pasado aumentó a 173.

“No ha ido bajando la cifra porque hay un trabajo de vigilancia y supervisión de Asuntos Internos, de los mandos policiales y de la misma Inspectoría, lo que permite detectar y corregir para que la gente deje de estar en actos que están fuera de la norma”, dijo Báez.