Los adultos mayores este jueves cumplen cuatro días de protestas en diversas partes del país. Foto cortesía Diario HOYTomado de www.laprensa.com.ni .- Los adultos mayores que se encontraban el día de ayer en su tercer día de protestas fueron desalojados la madrugada de hoy por la Policía Nacional.

 

Ante mayor presencia de ancianos en el lugar, los agentes policiales trataron de poner una valla en el costado sur del INSS, intentando bloquear la calle donde se congregaron los adultos mayores y los jóvenes que los apoyan. Sin embargo, los ancianos no permitieron ser acorralados, impidiendo la colocación de dicha valla.

Pese a este hecho, los ancianos y los jóvenes en el lugar, intentaron romper el cerco policial para ingresar al perímetro del INSS, provocando el forcejeo y empujones entre ambos bandos.

Hasta el momento, se maneja que la Policía ha detenido a cuatro jóvenes, sumando seis detenciones el día de hoy. Producto de la trifulca hay dos mujeres heridas, una anciana que sufrió taquicardia y una oficial, herida en la cabeza, detallaron los paramédicos.

También resulto herido el señor Tito Nery Morales, de 77 años, producto de una patada de un oficial de policía.

Antonio Quezada, uno de los ancianos protestantes que se encontraba en el lugar, relató que a la 1 a.m. un agente policial lo levantó de un puntapié en sus costillas, alegando que les darían comida.

Según Quezada, empezaron a contar a cada uno de los adultos mayores y a la fuerza los metieron en tres, con destino a los hospitales Manolo Morales, Lenin Fonseca y Alemán Nicaragüense.

Quezada dijo que su grupo fue trasladado hacia el centro asistencial Lenin Fonseca, donde al momento de ingresar, les pidieron datos personales como nombre, dirección y teléfono, a cambio de recibir atención médica.

Los adultos mayores que se encontraban ahí, no quisieron brindar esa información, ya que pensaron que con tales datos podrían irlos a buscar a sus casas y por temor a represalias se negaron a pasar consulta.

Quezada, en conjunto con otros adultos mayores han regresado al lugar donde, hasta el momento, se encuentran unas 60 personas, entre jóvenes de la sociedad civil y adultos mayores miembros de la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM), a la espera de más afiliados para continuar lo que hoy sería su cuarto día protestas.

Las oficinas centrales del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), se mantiene vigilado bajo un fuerte contingente policial.

“Chequeo preventivo”

La Policía Nacional aduce que el desalojo de los adultos mayores del INSS, fue para llevarlos a pasar "chequeo médico preventivo".

En la madrugada, los adultos mayores que permanecían dentro del INSS fueron sacados con engaños.

Una nota de prensa en la página web de la institución omite el desalojo e ignora señalamientos al tratamiento de esa institución a los adultos mayores en protesta, a quienes se les impidió el ingreso de agua.

En la nota dice que los trasladaron a tres hospitales de Managua para que recibieran atención médica, alimentación y "la atención necesaria".Esto aclara "sin que se haya registrado ningún incidente".

Esta mañana Porfirio García, dirigente de los adultos mayores dijo en su comparecencia en canal 2 de televisión que mantendrán la protesta por la pensión reducida.