La comunicadora y jefa de prensa de Radio La Costeñísima en Bluefields, Kalúa Salazar, la madrugada de este lunes 19 de abril, cuando se disponía salir a trabajar, fue asediada por agentes policiales, y agredida físicamente por uno de ellos, denunció en un video en sus redes sociales. 

No me dejan salir a trabajar... Hasta me golpeo es un atrevido y no me dejan salir de la casa.” 

La periodista, recientemente fue judicializada y declarada culpable por injurias y calumnias por denuncias de pobladoras de la localidad afines al gobierno Ortega Murillo, según declara Salazar solo por haber abierto micrófono a un ciudadano para hacer una denuncia pública. Salazar es asediada en su casa diariamente por la policía, manejando en zozobra a toda su familia incluyendo a menores de edad. 

 Por la tarde, tuvimos conocimiento que una de las niñas de Kalúa, había sufrido una crisis de nervios por el constante hostigamiento que recibe su mamá y por mirar todo lo ocurrido la madrugada de este lunes 19 de abril. 

Así permanece la casa de la Periodista kalúa Salazar en Bluefields, asediada por policías

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, y la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres defensoras de Derechos Humanos alertaron a colectivos de derechos humanos a nivel nacional e internacional el caso de la periodista Kalua Salazar y demandaron el cese al asedio intimidación y hostigamiento del cual es víctima. 

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, también denunció el asedio, agresión física e intento del robo de un celular contra la periodista Salazar, además del hostigamiento policial y de paramilitares en Bluefields en las casas de tres periodistas. 

También denunciaron que en Masaya, la vivienda de la excarcelada política Karla Ñamendi, a quien se le está tramitando medidas cautelares CIDH amaneció con pintas que dicen "Plomo". 

El Colectivo condenó “la persecución constante y el aumento de la violencia de Estado contra periodistas, personas excarceladas y defensoras de Derechos Humanos cuando se cumplen tres años de la represión de abril 2018” y exigieron el “cese de las agresiones e intimidación contra el pueblo de Nicaragua”.