En una audiencia realizada ayer 24 de noviembre en el juzgado quinto penal de Managua, acusaron por injurias y calumnias al director del medio digital Boletín Ecológico David Quintana.

La acusación la hizo el dueño del Bar Omero, Nelson Enrique Vásquez Oporta y Junieth Dávila Cruz.

“A pesar que la abogada dio todos los argumentos de la cual me asiste vamos a juicio y me pusieron una retención migratoria, además que tengo que ir a firmar cada 15 días”, señala Quintana.

Además aclara que él fue informado sobre un hecho que la población tenía derecho de conocer y que él se hizo presente por el llamado de varios vecinos sobre el citado “desalojo” por el cual lo están demandando.

La doctora María Oviedo defensora del Comisión Permanente de Derechos Humanos Cpdh quien lleva la defensa del periodista independiente explica lo ocurrido en el juzgado y que como defensa interpuso una excepción por haber operado la extinción de la acción penal que en materia legal se establecen procedimientos y las reglas para poder accionar penalmente contra una persona, explicó.

“Una acción penal no puede estar sujeta a que tenga vigencia por la perpetuidad en las injurias y calumnias. Según lo establece la norma pernal, el ente acusador que en este caso fuerón los presuntos querellantes tenían la obligación de cumplir con presentar la acusación de ejercer la acción penal dentro de 30 días posteriores a la fecha de la supuesta comisión de los delitos”, asevera la abogada de la CPDH”.

David Quinta y abogada Oviedo 

La bogada mencionó que se notificó a otras dos otras personas que fueron acusadas por injurias y calumnias en este mismo proceso, pero David no fue notificado.

“ David Quintana jamás fue debidamente notificado por el juzgado para que estuviera presente en la audiencia,  este juicio inició con estas dos personas pero la judicial separo las causas por cuanto Quintaná no recibió notificación valida de la autoridad judicial. Por esta razón al no presentarse Quintana fue declarado rebelde de forma arbitraria porque nunca fue notificado".

 Oviedo explica que desde el día que se dieron los hechos a la fecha actual, ya han pasado cinco meses y seis días y la querella de injurias y calumnias prescriben a los 30 días.

Contrario a lo establecido legalmente David Quintana estuvo en juicio, y fue admitida la acusación en su contra.

La defensa de Quintana advierte que este caso puede ser usado como una amenaza para la prensa independiente.

“La misión de esta acusación en la cual no se establece ninguna conducta delictiva por el representado en perjuicio de las presentas víctimas, es un mensaje dirigido a toda la prensa independiente por cuanto se da por admitidos hechos que no son constitutivos de delitos y esto es contrario a lo que establece la ley".

Por su parte el director del Boletín ecológico asegura que seguirá haciendo su trabajo de informar.

Boletín Ecológico va a seguir trabajando al lado del pueblo dijimos una vez que estamos dignos y firmes porque nuestra obligación como prensa independiente y profesionales de la comunicación es informar.

 

La defensora del periodista independiente, refiere que va a utilizar estrategias para enfrentar el juicio oral y público que tiene fecha para el próximo 18 de diciembre, y que desde ya, el organismo de Derechos Humanos Cpdh van a presentar las denuncias correspondientes ante la CIDH y Naciones Unidas porque el mensaje está claro quieren callar las voces y limitar la libertad de informar y ser informado.