Tomado de www.laprensa.com.ni .- La adecuada aplicación de políticas sectoriales y el acceso al financiamiento siguen siendo el principal obstáculo para que el sector agropecuario mejore su productividad y por ende su competitividad, reveló un estudio realizado por la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua (Funica).

Los resultados de la investigación serán entregados a instituciones gubernamentales relacionadas con el sector productivo y a representantes de la cooperación internacional con “la intención de invitar a la reflexión” sobre la urgencia de desarrollar líneas de acción que permitan superar estos obstáculos, dijo Álvaro Fiallos, presidente de la (Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG).

Para Manuel Álvarez, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), aunque parezca recurrente, se debe “mantener el dedo sobre la llaga” hasta lograr que a través de la innovación tecnológica se incremente la productividad y la competitividad, pues solo así se reducirá la pobreza.

Las organizaciones coinciden en que las políticas generales están definidas dentro del Plan de Desarrollo Humano. “Lo que falta es su ejecución en términos de participación de los productores. Aunque ha aumentado y ahora tenemos amplia participación, sentimos que nuestra capacidad propositiva aún es muy limitada”, advierte Fiallos.