El ministerio de Educación notificó que el ciclo escolar inicia el primero de febrero próximo, algunos padres y madres de familia tienen temor porque el contagio del Covid-19 no ha parado.

La Covid-19 ha causado contagios y en algunos casos desencadenado diferentes tipos de enfermedades hasta causar la muerte en una parte de las personas afectadas. Con el inicio de clases la niñez nicaragüense que va a colegios públicos se convierten en el sector más vulnerable. Según Unicef “si no se toman medidas urgentes, esta crisis de la salud amenaza con convertirse en una crisis de los derechos de los niños a nivel mundial.”

Los trastornos que ha provocado la pandemia en la sociedad tienen una profunda repercusión sobre la niñez. Es necesario que niños y niñas incluyendo quienes han sido afectados por la pobreza, la exclusión, la violencia, y las crisis humanitarias permanezcan sanos, protegidos y sigan recibiendo una educación, garantizando que estén sanos y bien alimentados.

Doctor Eduardo López, pediatra neumólogo

El doctor Eduardo López, Pediatra Neumólogo refiere que, los padres deben tener extremo cuido con sus hijos porque al igual que las personas adultas pueden enfermarse de gravedad con el virus de la Covid-19.

El año 2020 el Miniterio de Educación no suspendió las clases presenciales, y este año 2021 ya han sido notificados los estudiantes al regreso a clases. Los padres deben de saber las medidas que los centros educativos están tomando en cuenta para tomar la decisión de sí es factible enviarlos a clases o seguir una cuarentena voluntaria, pero más especialmente aquellos menores que presentan enfermedades crónicas advierte el doctor López.