Al menos 100 mil cortadores procedentes de El Salvador y Nicaragua estarían empleando las distintas fincas cafetaleras de Honduras debido a la falta de mano obra en el territorio catracho para cortar café.

El representante de la Asociación Hondureña de Productores de Café, Ahprocafé, Guillermo Zaldívar, dijo, que a pesar de que existe una alta tasa de desempleo, de casi dos millones de personas, no encuentran la disposición de mano de obra.

"Tenemos deficiencia de mano obra, la gente no quiere acudir a las fincas de cafetales a cortar. Estamos pensando hablar con el Ministerio de Gobernación para que nos permita traer mano de obra de El Salvador y Nicaragua para los departamento de El Paraíso, Olancho y Francisco Morazán que es donde hay más demanda", señaló.

El número de empleos que da la actividad cafetalera en el país vecino asciende a casi un millón, pero debido a que la cosecha 2011-2012 está incrementándose, se necesitarán al menos 1.1 millones de trabajadores.

"La mano de obra que ha estado trabajando con nosotros siempre la tenemos, pero necesitamos más, las personas de las ciudades que están desempleadas no quieren venir a cortar café, por eso queremos mano de obra extranjera, necesitamos al menos cien mil más", cuantificó Zaldívar.

Extraoficialmente se maneja que al menos tres mil nicaragüenses ya estarían trabajando en fincas de El Paraíso, y de ellos un 80% entró al país de forma legal y un 20% ilegal cuando ingresan por la frontera de las Trojes o zona recuperada como le denominan sus habitantes.

"Creo que esas personas estarían trabajando en Choluteca y El Paraíso, son personas que entran y salen el mismo día", dijo Zaldívar. Un extranjero puede ganar unos 92 dólares si trabaja los 7 días de la semana.