Nicaragua atraviesa la peor sequía en 32 años, informó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter). "El comportamiento de las lluvias del año 1976, y en 1982 (son) muy similares climáticamente a las condiciones que estamos presentando en este momento", dijo el director de Meteorología del Ineter, Marcio Baca, en conferencia de prensa.

Nicaragua actualmente enfrenta una sequía que ha causado la muerte a más de 2.500 cabezas de ganado y mermado casi todas sus plantaciones agrícolas, según reconoció el Gobierno. Actualmente, el promedio de precipitaciones en toda Nicaragua no llega a los 300 milímetros por metro cuadrado, cuando en esta época lluviosa ese es el mínimo acostumbrado en las zonas más secas, advirtió Baca, citado por la agencia EFE.

El déficit de lluvias a causa de la sequía podría extenderse por al menos dos meses más, según el Ineter. "No hay esperanzas de que esto pueda cambiar drásticamente" en los próximos días, sostuvo Baca. La agricultura y la ganadería, que han sido muy negativamente afectadas por la sequía, representan el 18 % y el 10 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua, según datos oficiales.

La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) propuso al gobierno utilizar la energía y el agua de dos represas del país para regar plantaciones de arroz y enfrentar así la sequía. La Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan) dijo que 600.000 reses en Nicaragua sufren problemas de alimentación y podrían morir de hambre como consecuencia de la sequía.

El pasado miércoles, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, aseguró que la sequía que sufre este país y que prevén afecte la producción agrícola, no ha provocado, hasta ahora, un problema alimentario. La semana pasada, el gobierno de Nicaragua se comprometió a establecer un fondo de 300.000 dólares para combatir la escasez de alimentos causados por la sequía en la población bovina del país, confirmó la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag).

Sin embargo el gobierno recomendó este sábado criar iguanas para enfrentar la escasez de alimentos que podría generar una sequía prolongada, a pesar de que hay veda de la especie entre enero y abril. Mientras tanto, en comunidades de San Lorenzo, Boaco, la situación es difícil por la pérdida total de los cultivos.

.

“Se recomienda que se críen iguanas, en vez de cazarlas en los bosques”, dijo el especialista en manejo de suelos del Gobierno, Guillermo Membreño, a través de medios del Gobierno. Membreño dijo que la carne de iguana tiene un 24 por ciento de proteínas, superior al 18 por ciento de la carne de gallina.