Tomado del www.elnuevodiario.com.ni .- El Congreso de Nicaragua aprobó ayer martes una reforma a la Ley Electoral que avala la reelección de alcaldes, aumenta el número de representantes en los municipios y otorga a las mujeres la mitad de los cargos de elección popular, de cara a los comicios de noviembre próximo.

La iniciativa -aprobada por la mayoría de los 91 diputados- obliga al Consejo Supremo Electoral (CSE) a depurar el padrón electoral y facilita la constitución de nuevos partidos políticos en Nicaragua.

"Se aprueban las reformas a ley electoral", anunció el presidente del Congreso, René Núñez, tras aprobar el proyecto que el presidente Daniel Ortega promovió de urgencia con miras a los comicios municipales.

La reforma altera 26 de los 197 artículos de la Ley Electoral, entre los que destacan la obligación del CSE de excluir del padrón a las personas fallecidas, a quienes perdieron derechos civiles, como privados de libertad, y a quienes no votaron en las elecciones del 2011 y no participen en procesos posteriores.