Alcanzar una vida libre de violencia y una Nicaragua donde exista democracia y libertad para todas, es el objetivo de la lucha de las defensoras de derechos humanos y feministas en el país. La Red de Mujeres Contra la Violencia señalan que este 25 de noviembre es considerado un día de luto.

 “Aun con toda la resiliencia que hemos mantenido durante muchos años y en particular estos últimos años. El incremento de la violencia machista en todas sus formas, la represión el asedio, la pandemia y fenómenos naturales, nos han expuesto a mayor vulnerabilidad.”

Feministas conmemorando Día Contra la Violencia hacia la Mujer

Detallan que, durante los últimos cinco años, la barbarie machista dejo 293 femicidios y que este año 2020 que estamos a punto de finalizar esa violencia, misógina y femicida ha aumentado en contra del cuerpo de las mujeres dejando sin vida a 69 mujeres y niñas.

Las organizaciones de mujeres expresan que en Nicaragua el Estado invisibiliza la gravedad de la violencia de género, imponiendo leyes que violentan todos los derechos a conveniencia que manipular la tragedia mortal de los femicidios y sobrevivientes de violencia degradándolas en total desamparo humano y jurídico.

“En nicaragua nos encontramos en una dictadura que ha incrementado los niveles de impunidad dejando en total desamparo la vida de las mujeres y niñas liberando violadores, agresores y femicida mientras persigue y reprime a las defensoras de Derechos Humanos y a todo ciudadano que exija respeto a los derechos constitucionales”.

Las mujeres sostienen que se está viviendo un contexto desfavorable casi sin salida para las mujeres y niñas nicaragüenses. Aun así, continúan en pie de lucha respaldando y acuerpando a las sobrevivientes de violencia machista. También hacen un llamado a la comunidad en general para unirse a la lucha de evitar los femicidios.

Este 25 de noviembre nuestro llamado es también a la sociedad en general a los barrios y comunidades a seguir organizándonos para proteger a niñas y mujeres de la violencia del femicidio. A la comunidad Internacional se le agradece todo apoyo y acompañamiento que han sostenido durante muchos años y en este contexto tan adverso para las mujeres les instamos a seguir con su apoyo fortaleciendo capacidades locales y nacionales en la defensa de nuestros derechos Humanos.

Desde abril 2028 las cosas han sido difíciles para las organizaciones feministas, en este contexto solo les quedado la solidaridad, por esta razón le dicen al Gobierno que, aunque no pueden marchar como antes, no se van a callar.

“A la dictadura le queremos decir que estamos alerta y que, aunque nos impidan el libre derecho de marchar no vamos a callar nuestras voces ante la violencia machista y mucho menos dejaremos de denunciar las atrocidades que el Estado comete a las adolescentes mujeres y niñas”.

En el pronunciamiento también expresaron su solidaridad y sororidad para todas las mujeres y niñas afectadas por los huracanes Eta y Iota que a su paso dejaron más dolor y pobreza, principalmente en la Costa caribe Norte. Demandan apoyo real de parte del gobierno para todas las familias afectadas sin distingo alguno ni manipulaciones políticas.