Tomado de www.laprensa.com.ni .- Las constantes lluvias que caen sobre Nueva Guinea han provocado pérdidas del 40 por ciento de la cosecha de frijol y de un 25 por ciento en la de maíz, determinó la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag) a través de un estudio.

La organización además, alertó que estas afectaciones pueden traducirse en escasez de alimentos para los habitantes de esa zona

Vicente Urbina, representante de la Unag en el municipio, indicó que a través de un monitoreo determinaron que las lluvias han dañado el 40 por ciento de las 12 mil manzanas cultivadas de frijol rojo criollo, el 25 por ciento de las 10 mil manzanas de maíz, y que incluso el frijol negro —que es resistente a la lluvia— muestra daños en el 30 por ciento de las cuatro mil manzanas que se sembraron.

En el caso del maíz las huertas muestran “’amarillamiento’ y las mazorcas no han podido granar”. Mientras que el frijol ha adquirido enfermedades fungosas (requema de frijol).

“Si las lluvias llegan a finales de febrero vamos a tener hambruna en este sector”, advirtió Urbina.