Tradicionalmente todos los 14 de agosto desde diversos lugares de Nicaragua devotos a la Virgen de la Asunción de María, viajaban a la ciudad de León para participar de la “Gritería Chiquita”, por la pandemia Covid-19, no será así.

En el marco de los 73 años de la celebración de la Asunción de la Virgen María, Obispo de la Arquidiócesis de León Sócrates René Sándigo avisó “este año la gritería será celebrada en un ambiente familiar.” Así exhortó la Conferencia Episcopal de Nicaragua, a sacerdotes y filigresía de suspender todo tipo de celebración religiosa presencial, para evitar aglomeraciones.

El grito será adentro del templo

En la catedral de León indica el líder religioso, “tendrán un cupo limitado” para la entrada de la feligresía, tomando las medidas sanitarias establecidas por la OMS y OPS, “cuando se hayan ocupado los lugares establecidos hasta allí dejarán entrar a personas.”

No se indicó el numero especifico de personas que podrán entrar a la celebración a puerta cerrada, pero si destacó el obispos, que todo esta pensado “para el resguardo de la salud de todos.”

Altar de la catedral de León-  Gritería 2020 con fotografias de sacerdotes fallecidos  a causa de Covid-19

Este año tampoco habrá uso excesivo de pólvora “si antes tirábamos diez cohetes ahora serán cinco… para economizar el dinero para algunas necesidades de quien sabemos esta pasándola mal” indicó el obispo.

Sándigo indicá que en años anteriores autoridades ponían altares en la plaza, le comunicaron que este año no habrá para no crear un foco de contagio. El religioso pide a las personas “hay que ser cuerdos, sensatos moderados, hacer caso, esto no es por capricho, es por salvarnos cuidarnos entre nosotros”.