Expareja de la víctima se entregó a las autoridades aceptando ser el autor del crimen

Las horas de la madrugada de este año que inicia fueron detonantes de diversos delitos y hechos sangrientos en la ciudad caribeña de Bluefields. Uno de los hechos que más ha consternado a la población es la muerte de una mujer de 35 años asesinada a manos de su ex cónyuge. 

La víctima es Martha Alicia Robinson Aragón, madre de 3 niños que quedan bajo la tutela de sus abuelos paternos. El crimen ocurrió a eso de las 2 de la madrugada cuando la joven llegaba de celebrar el fin de año con sus familiares. Ahí la esperaba en su casa de habitación su expareja, quien la desfiguró a punta de golpes provocandole la muerte.

La mató y luego se encerró con el cadáver

El presunto autor del crimen es Bernardo Melecio Ruiz Chow quien habría sostenido una relación amorosa con la víctima. Aunque ya estaban separados, su expareja la hostigaba y la amenazaba con quitarle la vida.

Presunto femicida: Bernardo Melecio Ruiz Chow

El sujeto luego de cometer el crimen, permaneció por al menos tres horas encerrado en la casa de Martha Alicia. Luego decidió entregarse a las autoridades, siendo que éste era oficial retirado de la policía. “Fue un acto cobarde, estamos indignados como familia, él no pensó en nosotros, quedamos con mucho dolor, ella era una mujer profesional y le arrebató la vida. Como mujer y familiar exigimos a las autoridades que se cumplan las penas y se castigue al hechor de este cobarde crimen”, expuso Maritza Mairena Aragón, tía de la víctima.

Funerales de Martha Alicia Robinson Aragón

Martha Alicia, deja en la orfandad a tres menores de edad, dos varones de 12 y años, y una niña de 3, quienes afortunadamente no se encontraban en la vivienda al momento de los hechos. Además de ser una excelente mamá, era profesional del derecho, docente y contadora, una mujer joven muy querida por su familia y amistades que compartieron con ella.

Policía no atendió denuncia

Según Maritza Mairena, su sobrina, la víctima pedía auxilio en la madrugada. Sus gritos fueron escuchados por sus vecinos, incluso afirman que la mujer desesperada llamó a sus primas pidiendo ayuda. Ellas de inmediato llamaron a la Policía, pero lamentablemente no fue asistida a tiempo. Cuando la familia llegó a casa de la víctima, el silencio y la penumbra en la que se encontraba les hizo sospechar el peor desenlace. Así mismo, expresaron que ya existía una denuncia en la estación de la policía en calidad de urgencias. Sin embargo, esta no fue tramitada.

Ayer por la tarde en las redes sociales de esa ciudad empezó a circular una petición de firma para que al homicida de Martha Alicia le sea aplicada la cadena perpetua como castigo máximo ante este terrible crimen.