Este martes 10 de noviembre dio inicio el Juicio de Cristian Meneses capturado en frontera de Costa Rica, preso político acusado por supuesto delitos de tráfico de drogas, asesinato agravado, crimen organizado, entre otros, a quien vinculan con supuesta agrupación delincuencial “El Topo” que opera en la zona fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua.

Julio Montenegro abogado de Defensores del Pueblo, en el juicio de Meneses señala que irregularidades en las pruebas presentada por una perito del laboratorio de criminalística, manifiesta el defensor.

“Se incorporó productos nitrados que se tomo de los cañones de las AK que supuestamente se les  encontró a ellos, y dio resultados supuestamente de sustancia psicotrópicas, sobre esto las preguntas que eran de exigencia para la especialista era en primer lugar si a ella le constaba que, a Cristhian Meneses, se la habían ocupado las armas y las muestras de drogas, evidentemente la oficial se oponía a responder las preguntas, y solicitó a la juez ver el documento, porque si se les haya ocupado o no de las sustancias no puede dar fe , explica Montenegro.

Montenegro dice que, como defensor de Meneses, presentara pruebas documentales que demuestren que los delitos están siendo impuestos de manera arbitraria, por razones políticas.

En el caso de Cristian Meneses, nosotros tenemos algunas pruebas documentales, como fueron detenidos en la parte fronteriza, tenemos  testigos posibles, a parte de los temores que tienen los testigos de comparecer y luego ser objeto de persecución o asedio, de tal manera lo que queda es incorporar pruebas documentales, tenemos más de 10 pruebas  sobre la situación de él que era una persona que trabajaba en Costa Rica , que mandaba remesas a sus familiares y evidentemente  que si una persona está involucrada en un crimen organizado no tiene tiempo para un trabajo formal en Costa Rica en su momento haremos la incorporación de las pruebas y alegatos correspondientes aunque a veces sentimos que el tema evidencia la negación de  la presunción de inocencia que debe tener toda persona procesada , agrega el abogado.

Fue el 15 de agosto que Cristhian Meneses junto a Hader Gonzales, el Ejército de Nicaragua, los detuvo en un municipio San Juan de Nicaragua, departamento de Río San Juan, el pasado a ambos los acusan que son miembros de una agrupación delincuencial y los acusan varios delitos.

Defensores de Pueblo, declararon que estos dos ciudadanos se les traslado inmediatamente de su detención al Sistema Penitenciario de Tipitapa, fueron recluidos en la galería de máxima seguridad "300" pero que de previo recibieron una golpiza y han permanecido recibiendo tortura constantemente.