Entrega de Helen Hernández, miembro de la red de comunicadores RCE .- Con el objetivo de monitorear el cumplimiento de los derechos humanos de la personas con diversidad sexual, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), delegación territorial, realiza un proceso de fiscalización en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez en los departamentos de Boaco y Chontales.

Desde el año 2010 la PDDH en coordinación con la procuradora especial de la diversidad sexual, Licenciada Samira Montiel, desarrollan un trabajo de formación, educación e incidencia sobre los Derechos Humanos para la Diversidad Sexual a fin de combatir el estigma y discriminación hacia las personas homosexuales.

Actualmente se realiza en todo el país el trabajo de campo de las dos fiscalizaciones, la primera pretende arrojar hallazgos respecto a la percepción que tienen las y los oficiales de la Policía Nacional en el cumplimiento de los derechos de la población diversamente sexual, así mismo se logrará determinar si existe todavía homofobia, discriminación y rechazo hacia estas personas.

Con la segunda fiscalización se espera obtener información respecto al cumplimiento de los Derechos Humanos para la diversidad sexual por parte del Ministerio de la Familia, en casos de custodia y adopción de niños y niñas.

La fiscalización se realiza porque existen a nivel nacional quejas y denuncias de maltrato y discriminación por parte de agentes de la Policía Nacional hacia algunas personas con diversidad sexual.

La delegación territorial concluyó satisfactoriamente el trabajo de campo en los departamentos de Boaco y Chontales que incluía entrevistas a los jefes de seguridad pública de la Policía Nacional, encuestas a trabajadores del Ministerio de la familia, a líderes y personas con diversidad sexual.