La exdirectora de Enacal, Ruth Selma Herrera, junto a dos mujeres más informó que interpuso en la Corte Suprema de Justicia, un recurso por inconstitucionalidad en contra a la última reforma realizada por la Asamblea Nacional a la Ley General de Agua, que fue publicada en la 217 Diario oficial el pasado 23 de noviembre.

Exdirectora de Enacal, Ruth Selma Herrera, defensora del agua en Nicaragua

De acuerdo a los derechos que establece la constitución y de acuerdo con la posición de acuerdo con la reforma general de agua que es una ley que surgió de la iniciativa ciudadana. “La hicimos desde la calle que fue consultada aprobada una parte en el 2007 otra parte en el 2006, decimos interponer este primer recurso el día 07 que regreso la corte suprema de vacaciones.

La copia fue presentada públicamente del recurso interpuesto y el registro dado el sello cuatro ejemplares que ele quedan a ellos y una a las demandantes

“Esta reforma lo que está haciendo, es quitándonos la seguridad de tener un marco jurídico que nos permita primero, la obligación de conservar los recursos hídricos, las fuentes de agua, tanto subterráneas como superficiales. En segundo lugar, nos quitan los derechos de la participación ciudadana, que son uno de los ejes transversales, no solamente de las organizaciones de usuarios, de productores, universidades, organizaciones comunitarias, ciudadanos en general, y luego que además de eso, crean una súper estructura dedicada fundamentalmente a atender a aquellos agentes económicos privados que van a ir a interponer solicitudes de concesiones para administrar de forma comercial los recursos, tanto el servicio de agua potable y saneamiento como los recursos hídricos” enfatizó la ex directora de Enacal.

En la argumentación se señala dice Herrera, todos los artículos que viola esta reforma, el numero 60, el 80, el 102 el 50 y hay otros artículos asevera que cualquier jurista podría en contra suficiente argumento al contraponer esa reforma con la constitución misma. Esos artículos que quedan establecidos el 4 y el 5 de la ley general de aguas nacionales en la ley 620 donde dice que le agua no se va a privatizar ni por medio directos ni indirectos y que es obligación del estado asegura el agua a todos los nicaragüenses quedan como artículos declarativos, como se dice en Buen Nicaragüense como papel mojado, porque todo el andamiaje jurídico de la ley esta diseñado para que la autoridad nacional del agua y los aparatos que crearon se dediquen a atender la gestión de os agentes privados sobre los recursos hídricos.

Nosotros no podemos engañarnos frente al cambio climático cada día hay más perdidas de recursos hídricos, porque tenemos el país deforestado, tenemos que avocarnos de hacer todo lo contrario de lo que dice la reforma de esa ley, ya sabemos que las corporaciones que los grandes intereses de los grupos económicos y financieros vienen detrás del agua en Nicaragua y en todos los países del mundo. Pero los nicaragüenses debemos actuar de manera correcta, en primer lugar presenta los recursos de amparos contra estas reformas, a esa ley 1049 y en segundo lugar comenzar a reforestar el país a proteger las fuentes de agua, cuidar desde cualquier sitio del país nuestros recursos hídricos y esperar que tengamos autoridades responsables, que nos sigan por ese camino.

Ruth Selma pide revertir la reforma a la Ley General del Agua para evitar llegar a ser un pueblo en decadencia,  “el pueblo que no solamente va a poner en riesgo su vida por la falta de agua, sino también por el fracaso de una política de seguridad alimentaria” aseveró.