El gobierno Ortega Murillo destinó las instalaciones del Instituto de Liderazgos de las Segovia, una fundación dedicada a la promoción de los derechos humanos como parte de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.

El local pertenecía a una de las 9 organizaciones a las cuales en diciembre 2018 les quitaron su personalidad jurídica y sus bienes, en una acción considerada arbitraria e ilegal pues serían confiscaciones lo cual está prohibido en la Constitución Política del país.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos alertó y denunció la usurpación de bienes de esa propiedad.

Haydée Castillo, quien era la directora del instituto y actualmente se encuentra en el exilio, señala en su red social de Facebook:

Confiscan la Fundación Instituto de Liderazgo de Las Segovia para la UNAN. Una universidad cuyas “autoridades” fueron cómplices del ataque desmedido de paramilitares hacia estudiantes desarmados, del asesinato de Gerald Chávez y Francisco Flores y de la expulsión de cienes de estudiantes sólo por exigir libertades. Pero llegaron tarde, porque es imposible confiscar la dignidad y apropiación de los derechos. “A la libertad por la Universidad” es posible sólo desde la libertad misma.

Haydée Castillo quien era directora de la Fundación Instituto de Liderazgo de Las Segovia

Según en una nota del programa radial Onda Local el gobierno Ortega Murillo “inauguró la Universidad del Campo (UNICAM) de la UNAN-Managua, en la sede del Instituto de Liderazgo de las Segovias (ILLS) que el régimen renombró como Recinto Universitario "General Miguel Ángel Ortez", localizado en Mozonte, Nueva Segovia, este 21 de febrero de 2021.”

Según comentan se impartirá la carrera de Medicina y odontología, dirigida a jóvenes egresados de la secundaria rural.

El Instituto de Liderazgo de las Segovia durante 10 años sirvió para el mejoramiento y educación de las comunidades del Norte, indica Castillo.

El centro por más de 10 años ha llevado empoderamiento a las comunidades del norte de las Segovia, donde se les ha apoyado en el mejoramiento de calidad de vida agua, de las viviendas, educación, salud y que fundamentalmente como le dijo un campesino “Lo esencial es que nosotros despertamos, conocemos nuestros derechos…El pensamiento los conocimientos nadie se los puede llevar, destacó.

Para la también defensora, “se requiere mucho descaro” para poder inaugurar la cede de la Unan en una institución que “ha sido robada de la manera más descarada”.