Tomado de www.cartabodan.com .- Las autoridades de Nicaragua mantenían una estrecha vigilancia sobre cinco volcanes activos en distintas zonas del país, tras detectarse incremento en su actividad sísmica y emanaciones de cenizas, informó una fuente oficial.

Jorge Castro, director del Instituto de Estudios Territoriales (Ineter), dijo que uno de los volcanes bajo observación permanente es el Masaya o Volcán Santiago, a 20 kilómetros de la capital, que hace dos semanas estuvo expulsando gases y rocas, publicó la agencia DPA.

El volcán Masaya reanudó su actividad el pasado fin de semana con dos sismos leves y "ha mostrado una desgasificación intensa, con ligera expulsión de cenizas, pero sin la intensidad que tuvo el 30 de abril", explicó.

Señaló el funcionario que las cenizas han caído sobre comunidades cercanas al volcán, cuyo entorno forma parte del Parque Nacional Volcán Masaya, uno de los más famosos sitios turísticos de Nicaragua. Resaltó que el gobierno invitó a un grupo de investigadores de la universidad sueca de Chalmer, que arribarán al país esta semana con modernos equipos de medición de gases y cenizas volcánicas.

Los expertos del Ineter observan también el volcán Concepción, ubicado en la isla de Ometepe, en el Gran Lago Cocibolca (sur), así como el Telica y el Cerro Negro, en la occidental provincia de León, dijo Castro.

Ineter anunció que en el Cerro Negro se instalará un dispositivo técnico para realizar mediciones precisas de su actividad. Este volcán, a 90 kilómetros de la capital, tuvo dos fuertes erupciones en 1992 y 1996.