El restablecimiento del horario laboral para trabajadores del estado (de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.) no es suficiente para levantar al país del "estado de postración económico y social" que se encuentra.

El economista Néstor Avendaño indicó que las jornadas laborales completas son un "papel facilitador para el desarrollo de la economía e integral de la sociedad", pero falta mucho más por hacer.

"Yo aplaudo que regresemos a poner el horario normal en las instancias estatales, ya sea nacionales, municipales, incluso de varias instituciones autónomas que cerraban a partir de la una de la tarde. ¿Será eso suficiente ante la situación que vive el país? Yo creo que no. El estado debería trabajar igual que el sector privado, mucho más horas para levantar al país del estado de postración económico y social en que se encuentra", declaró a Noticias 12.

Según Avendaño Nicaragua necesita más "entrega de trabajo y disciplina laboral, mayor productividad por trabajador para poder erradicar la pobreza en nuestro país".

Avendaño señaló también que "el estado, ahora que está cambiando su horario de trabajo, debería reconocer a la empresa privada que a la vez se detiene en su marcha de proceso económico porque encuentra las instituciones del estado cerrado".