Estudiantes, maestros, representantes de diferentes instituciones del Estado y la población de Juigalpa, Chontales, realizaron de manera simultánea tres marchas en contra de las drogas en diferentes barrios, para demandar el cierre de expendios de drogas a las autoridades correspondientes.

El departamento de Chontales presenta problemas relacionados con la venta de estupefacientes que afectan de manera directa a los jóvenes de los centros educativos, expresó Daymi Vanesa Centeno, delegada departamental de Educación en Chontales.

Centeno manifestó la preocupación que existe de parte de las autoridades, padres y madres de familia, debido a que los expendedores de drogas se están ubicando en los alrededores de los centros escolares.

“Nosotros estamos abonando a todos los esfuerzos posibles para combatir este tipo de actos de corrupción de nuestra niñez y juventud que es afectada en nuestros centros escolares, por ser los potables consumidores", manifestó Centeno.

El recorrido de las tres marchas se realizó en la zona 1 de Juigalpa en los alrededores del Colegio San Francisco; Zona 4 en los alrededores del Instituto Josefa Toledo; y en las cercanías del Instituto Fuente de Vida.

“La comunidad juigalpina se hizo escuchar, por medio de una presión social, fueron más de tres mil personas las que salieron a las calles a exigir el cierre de estos expendios”, expresó Centeno.

También, dio a conocer que en las escuelas se han tomado medidas preventivas para la seguridad de los estudiantes. Así mismo se programaron charlas con estudiantes de quinto grado, sexto grado y estudiantes de secundaria sobre el daño que provoca el consumo de las drogas.