La Asamblea Nacional canceló la personalidad jurídica a la Asociación Española Nicaragüense, conocida como Casa España, y a otros cuatro clubes similares, aunque las autorizó a seguir operando como régimen jurídico mercantil.

Por 77 de votos a favor, 11 abstenciones y tres ausentes, de los 91 legisladores que integran el Parlamento, los diputados sandinistas y sus aliados aprobaron con carácter urgente la Ley Especial para el cambio de Régimen de Personas Jurídicas, propuesta por el titular del Congreso, el oficialista Gustavo Porras.

Además de la Asociación Española Nicaragüense, el Parlamento cambió de ONG a sociedad mercantil a la Asociación Club Terraza, el más selecto de Nicaragua del cual son socios algunas de las personas más ricas del país, lo mismo que a la Asociación Nejapa Country Club, propietaria de uno de los campos de golf más reconocidos; el Country Club de Chinandega, y la Asociación Centro Ecuestre Cocibolca.

La iniciativa de Porras, quien fue sancionado por la Unión Europea por "abusos o violaciones de derechos humanos y la represión a la sociedad civil", fue aprobada dos meses después de que la Asociación Española Nicaragüense anunciara el "cierre temporal" del club, una propiedad ubicada en las afueras de Managua, según dijo, por "indicaciones" del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Un nuevo grupo de organismo no gubernamentales será cancelado, entre las seleccionadas esta vez están la Fundación Festival Internacional de Poesía de Granada, Asociación Coordinadora de Mujeres Rurales, la Organización Nicaragüense de Agentes de Publicidad (ONAP) y la Asociación por el Desarrollo Municipal, ADM.

Según el documento, Franya Blandón, responsable de la Dirección General de Registro Control de Organismos Sin Fines de Lucro, solicitó el cierre de las organizaciones por supuestamente incumplir con sus obligaciones conforme a las leyes que rigen a Organismos Sin Fines de Lucro (OSFL).