Tomado de www.cartabodan.com .-El economista Néstor Avendaño dijo que criterio propio la economía nicaragüense creció entre un 4 y 4.5 por ciento este año y aseguró que las fuentes de este crecimiento son "la inversión y el consumo" ya que el volumen de las exportaciones ha permanecido "estancado" con respecto al volumen exportado en el año 2010.

"En ese crecimiento económico se destaca la actividad pecuaria, manufacturera, la producción de granos básicos, la actividad minera y la construcción, esto ha generado un buen volumen de servicios comerciales de transporte", declaró a Carta Bodán.

Sin embargo, lamentó que los servicios financieros se desplomen por cuarto año consecutivo 2011. "En otras palabras mientras la economía crece la banca se encuentra entrampada en una severa depresión económica y una gran híper liquidez; la cartera de crédito prácticamente se mantiene en picada. No hay crédito para mantener un apoyo sostenido al crecimiento de la producción, es decir, el crédito ha desaparecido para impulsar un crecimiento dinámico para la economía de Nicaragua", aseveró.

Pese a que Nicaragua es el segundo país de Centroamérica que tuvo crecimiento económico, esto no logra reducir la tasa de desempleo ni el subempleo. "Porque para hacerlo el PIB tendría que crecer al menos 6.5 por ciento anual para comenzar a desaparecer el gran problema estructural del mercado laboral y ese gran desempleo global. La informalidad del mercado laboral afecta al 76 por ciento de las empresas de este país", precisó.