Tomado de www.laprensa.com.ni .- En tiempos en los que el clima está echando a perder las producciones agrícolas, algunas microempresas de semillas podrían ser parte de la solución para la seguridad alimentaria.

Según Ulises Jirón, monitor y evaluador del proyecto Semillas para el Desarrollo, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, cinco de estas pequeñas empresas, instaladas el año pasado, ya vendieron 14,600 quintales de frijoles.

El comercio general de estas empresas es mayor, ya que también ofrecen sorgo, maíz y arroz, aunque las evaluaciones no están terminadas. Los productores que se han beneficiado se encuentran en los departamentos de Nueva Segovia, Jinotega, Matagalpa, Nueva Guinea y Siuna.

Todavía no se conocen los alcances que tendrá este proyecto una vez que las microempresas se establezcan. La esperanza es que superen los 2.7 millones de dólares que otorgó la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.