RCE / Agencias .-El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, alertó "a la nación entera y a la comunidad internacional" sobre "provocaciones militares" desde Costa Rica, que apuntan a provocar una mayor tensión en la zona de la frontera común. Luego de una reunión con el Cardenal emérito, Miguel Obando y Bravo, a quien entregó el informe anual de la institución castrense, el militar lanzó su mensaje.

"Quiero alertar a la nación entera y a la comunidad internacional, que hay sectores extremistas minoritarios en Costa Rica que impulsan actividades de provocación para un escalamiento" de tensiones en la zona de la frontera común, denunció Avilés.

Aseguró tener información de inteligencia que apunta a que Costa Rica realiza maniobras en la frontera para elevar el clima de tensión entre ambas naciones. "Si hay una provocación no es responsabilidad, ni nunca va a salir de las autoridades nicaragüenses" y en "todo caso esa provocación puede salir ahí de las autoridades ticas", indicó.

Recordó que el conflicto se originó en octubre pasado, a partir de la denuncia del nicaragüense Marcos Reyes Aragón, perseguido de la justicia por actividades ligadas al narcotráfico. En ese mes, miembros de la familia Reyes denunciaron en Costa Rica que el Ejército nicaragüense había invadido supuestamente su finca, localizada en territorio costarricense, pero que resultó ser, según las autoridades locales, "una finca nicaragüense ubicada en Harbour Head".

Avilés llamó a las autoridades de Costa Rica a capturar a la familia Reyes Aragón y procesarla conforme a derecho por sus actividades ilegales en la zona fronteriza. "Ojalá que el reforzamiento militar anunciado por Costa Rica, en la línea de su frontera sirva para capturar a estos delincuentes", dijo Avilés.