Este fin de semana se registraron dos incendios en la ciudad de Estelí, uno de ellos arrasó con dos humildes viviendas y el otro afectó a la fábrica de cajas para puros Oliva.

Dos pequeñas viviendas de familias de muy pocos recursos económicos fueron reducidas a cenizas por un incendio ocurrido este viernes en el barrio La Comuna, de la ciudad de Estelí. Las causas de este siniestro aún se desconocen, pero los integrantes de los hogares afectados quedaron casi a la intemperie. En tanto, la fábrica de cajas de tabaco Oliva, fue afectada también por un incendio dentro de sus instalaciones.

Incendio en viviendas

La familia Cruz Matute experimentó considerables pérdidas al ser arrasados sus hogares por un incendio que no logró ser sofocado a tiempo, pese a la intervención de algunos integrantes de los hogares, vecinos y bomberos. Las llamas arrasaron también con la mayoría de sus pertenencias, como: electrodomésticos, alimentos, ropa, entre otros artículos. 

La propietaria de una de las viviendas es la señora Irene Cruz Peralta y el otro inmueble pertenece a Sergio Cruz. En uno de los hogares afectados habitaba el joven Francisco Cruz, un reconocido y humilde vendedor de lotería, quien tiene discapacidad motora y realiza su labor movilizándose en silla de ruedas.

Francisco Cruz relató los difíciles momentos que actualmente viven “junto a mi familia hemos tenido que distribuirnos en viviendas cercanas, perdimos todo lo que teníamos en nuestro hogar, por lo que yo espero el apoyo de la alcaldía y de la población ante esta tragedia”.

"Yo para sacar mi ropita casi me quemaba, me tuve que tirar al suelo, una perra casi se quema también, es terrible ver ésto. Saqué lo más importante, yo decía que lo otro ahí que se quede", relató Ariel Martínez Zeledón, uno de los vecinos que estuvo en riesgo de que el incendio también consumiera su vivienda. Él se mostró conmovido por la tragedia de las dos familias.

Cuando comenzó el siniestro, los miembros de los hogares afectados no se encontraban en el interior por lo que, afortunadamente, no hubo muertes qué lamentar, aunque algunos vecinos comentaron que hubo mascotas perjudicadas, entre ellas una perrita que falleció.

Al sitio de la tragedia se presentaron 24 bomberos, utilizando cuatro unidades. Así también llegaron agentes policiales para averiguar las causas del suceso y trabajadores de la alcaldía llevaron colchonetas, frazadas y artículos de higiene personal para las familias afectadas.

El incendio en la fábrica Tabolisa afectó más de 400 metros. Los bomberos rompieron el techo para lograr ventilación.
(Fotos: Dirección General de Bomberos).

De acuerdo al comandante Ramón Montano, jefe de la Dirección General de Bomberos, “la vivienda de Sergio Cruz tuvo una afectación total de 70 metros cuadrados, en tanto, en la de Irene Cruz fueron perjudicados 20 metros totales”.

Si usted desea ayudar a estas familias puede comunicarse con Francisco Cruz a través del número 8948-5299.

Incendio en fábrica de cajas

A  eso de las 6 de la tarde de ese mismo día, viernes 13 de mayo, se presentó un incendio en la fábrica de cajas para empacar puros de la Tabacalera Oliva (Tabolisa), de la ciudad de Estelí, donde se vio afectada un área de 417.6 metros cuadrados.

De acuerdo a fuentes oficiales, la emergencia fue atendida por el Benemérito Cuerpo de Bomberos, la Dirección General de Bomberos, la Policía Nacional, Cruz Roja y brigadas conformadas en la fábrica, así mismo, hubo colaboración de Enacal y la Alcaldía.

Hasta el momento no han sido calculadas las pérdidas sufridas en la fábrica a causa de este siniestro. Cabe señalar que ésta no es la primera vez que esta empresa es afectada por las llamas, puesto que el pasado mes de diciembre del 2021 hubo un conato de incendio.

Actualmente, en dicha fábrica de cajas, ubicada a orillas de la carretera panamericana norte de Estelí, trabajan 580 personas en dos turnos, quienes aún estaban realizando labores cuando comenzó el incendio, por lo que se realizó la evacuación y los miembros de la Brigada Contra Incendio y Brigada de Primeros Auxilios, pertenecientes a la fábrica, llevaron a cabo las labores iniciales para evitar que hubiese afectaciones al personal y para empezar a sofocar las llamas.

Los bomberos realizaron diversas labores para apagar el fuego y rompieron el techo para lograr ventilación, puesto que había una gran concentración de humo. Las mayores afectaciones se registraron en el área de corte y extracción.