El periodismo independiente, probablemente enfrenta la peor crisis de la historia en Nicaragua. En un conversatorio organizado por el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, se abordaron diferentes temáticas entre ellas los desafíos que ha enfrentado el periodismo en medio de la represión estatal.

 El periodista Víctor Manuel Pérez miembro de PCIN exiliado en Costa Rica, en el marco de la celebración del día del periodista destacó los grandes retos que han enfrentado en el gremio, incluyéndolo a él por ejercer su trabajo.

 Se conmemoró un año más del día nacional de periodista bajo la sombra de la opresión y el silencio malintencionado por parte del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, esta fecha es para recordar que cientos de periodistas se han visto obligados o nos hemos visto obligados a salir del exilio (…). Hemos renunciado a nuestras familias, interés, nuestras carreras, para poder salvaguardar nuestras vidas, nuestra integridad y la de nuestras familias, cosa que como joven periodista nunca me imagine”.

Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN, nace desde la crisis sociopolítica a raíz del año 2018, para fortalecer al gremio que estaba siendo fracturado por el gobierno Ortega Murillo, queriendo arrebatar el derecho de recibir información objetiva a la ciudadanía explica el joven.

“PCIN se crea para agrupar a todos, con el objetivo de denunciar y seguir gestionando todas las formas posibles de comunicación y resguardo del patrimonio comunicacional en aras de mantener vigente todo lo que ha sucedido.”

La periodista Wendy Quintero, defensora del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, señala que desde antes del 2018 las violaciones a derechos humanos de la prensa se vinieron realizando concluyendo en 2021 con las leyes Mordaza que pretende acallar al periodismo Independiente.

Antes del 2018 tenemos que resaltar, se habían realizado muchas acciones para tratar de controlar a medios de comunicación independientes y periodistas desde que se lanzo en el 2007 o 2008 la estrategia de comunicación del gobierno, en donde querían descontaminar a los medios de comunicación y crear sus propios medios.”

En el 2013 hubo dos importantes intentos de controlar las redes sociales y en marzo del 2015 Rosario Murillo oriento públicamente abrir un debate sobre los desafíos del uso de las redes sociales, “desde ese momento se estaba viendo lo que se estaba fraguando con el combo de leyes o leyes mordaza”, aseveró la periodistas.

Homenaje al periodista Angel Gahona , asesinado el 22 de abril de 2018, en Bluefields , mientras cubría las protestas en Contra del Gobierno Ortega Murillo

Quintero, se emocionó al denunciar los desafíos del periodismo independiente, gremio al que pertenece y sigue su labor desde el exilio, menciona que el periodismo sigue informando a pesar que ya comenzaron a ser efectivas la ley de Ciberdelitos y la de agentes extranjeros que criminalizan la profesión.

Son hombres y mujeres valientes, que no importa lo que está sucediendo siguen luchando siguen informando, siguen en pie de lucha y eso es algo que los nicaragüenses siempre lo vamos a recordar, en estos momentos necesitamos seguir informándoles a la gente y seguir denunciando, porque son cantidades de personas y de arbitrariedades que se están cometiendo en Nicaragua y solo nuestra voz y las voces de todas las víctimas son las que deben de prevalecer.”

En el conversatorio el Relator Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana, CIDH, Pedro Vaca,  le dijo al periodismo “no están solos” por qué hay una preocupación internacional que es genuina.

El relator dijo que han realizado un análisis con la información obtenida sobre las violaciones a la derechos humanos y libertad de expresión, y compartió lo que denominó “dos premisas”.

 La primera es que se ha identificado una crisis generalizada de derechos humanos multidimensional que afecta en general a todas la sociedad nicaragüense, y la segunda que advertimos una erosión del estado de derecho en Nicaragua, y por que son importantes estos dos elementos; primero por que la libertad de prensa es un bastión principal del derechos humanos a la libertad de expresión desde su dimensión de la participación democrática, y el segundo es que el estado de derecho me refiero a la separación de poderes sean claros para que se balanceen las tomas de decisiones, algo que no está presente en Nicaragua” explica.

Pedro Vaca, Relator Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana, CIDH 

Vaca comenta, que la garantía a los derechos humanos necesita un estado de derechos con esas características, con separación de poderes. Añade que el trabajo del periodismo independiste de Nicaragua es importante en la sociedad, que ha demostrado ser resiliente ante las amenazas y asedios que a diario viven en este contexto sociopolítico.

El periodismo nicaragüense es resiliente, es valiente, el periodismo, es necesario. Al periodismo nicaragüense no solo le estamos agradecidos los organismos internacionales por que sin su trabajo no podríamos hacer el nuestro, en el momento en que se llegara a pagar, espero eso no suceda nunca, las voces que documentan y hacen reportaría desde Nicaragua va tener un impacto, porque va a dejar de haber flujo de información para una observación internacional rigurosa”.

Sobre las leyes mordazas aprobadas en Nicaragua recientemente Vaca menciona que cuatro relatores del Sistema de Naciones Unidas advirtieron en su momento al Estado nicaragüense la incompatibilidad de esos dos instrumentos legales con estándares internacionales de derechos humanos, y fueron ignorados.

 “Lo que debería de ocurrir en circunstancias normales y no de crisis es que el estado ante estos llamados que hacemos es reflexionar, ajustar, y hacerlos compatibles con los derechos humanos internacionales y esto no ocurrió”.

Si hay un camino por el cual pasa la reconstrucción de garantías de las libertades civiles y políticas es por el debate público que se da a través de la labor periodistas y medios de comunicación es por eso su importancia en una sociedad, añadió el relator.