Los daños ocasionados por las lluvias en la red vial del país son de gran consideración, y se comparan con las afectaciones que provocó el huracán Mitch en 1998. En términos económicos, se necesitan al menos 160 millones de córdobas para reparaciones, confirmaron ayer autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI.

Pablo Fernando Martínez, Ministro de Transporte, dijo que el último informe recopilado hasta ayer reporta mil kilómetros de caminos y de carreteras dañados en todo el país, y que la situación puede agravarse, porque la incidencia de las lluvias se mantendrá por una semana más.

Martínez también aseguró que hasta la fecha han contabilizado más de 30 puentes destruidos que conectan las vías de la red de municipios del país.

Además, señaló que a la situación se agrava más a nivel de caminos rurales, porque existen muchas familias que están incomunicadas.