Costa Rica se lanzó a las calles de manera multitudinaria a celebrar la mejor actuación de la selección de fútbol en la historia al derrotar a Grecia en la tanda de penales. Y la fiesta es como si Costa Rica hubiera ganado el campeonato mundial de fútbol Brasil 2014.

"Yo nunca había visto una celebración como esta", aseguró Mundo Lucrecia Luna, una mujer que bailaba al son de música salsa, merengue y swing criollo en las calles de la ciudad de Cartago, 22 kilómetros al este de la capital. "Nosotros vivimos en Tejar del Guarco, en un barrio muy callado, pero la gente anda como loca de felicidad. Esto es increíble, nunca visto", agregó Luna.

Costa Rica avanzó este domingo a los cuartos de final del Mundial de Brasil luego de empatar con Grecia a un gol en los 90 minutos reglamentarios y la media hora de alargue y al conseguir una ventaja de 5 a 3 en los lanzamientos de penal, lo que hizo que el equipo tico siga con vida en el torneo y tenga que enfrentar en la próxima ronda a Holanda.

"Qué sufrida nos hemos pegado, qué bien que se jugó con diez hombres. Así es como se ganan las cosas, trabajando duro, poniéndole ganas", aseguró a la prensa local el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, quien se unió a miles de personas que se lanzaron a las calles a festejar en el barrio capitalino de San Pedro.

Las celebraciones se extendieron como un efecto dominó por las siete provincias de este país de casi cinco millones de personas. En las conmemoraciones se escuchaban bocinazos, gritos y el principal cántico de guerra de los hinchas costarricenses: "Oe, oe, oe, oe, ticos, ticos".

El resultado contra Grecia es el mayor logro futbolístico en la historia del país, cuya mejor actuación antes de esta Copa del Mundo se había dado en Italia 90, cuando el equipo centroamericano llegó hasta octavos de final y en esa ocasión cayó contra la antigua Checoslovaquia por 4 a 1.