Tomado de www.elnuevodiario.com.ni .- El nuevo Código Procesal del Trabajo y la Seguridad Social ya no incluirá la intervención judicial contra las empresas, ni la retención migratoria contra empresarios por conflictos laborales, y se retomará el esquema de la fianza del demandante al inicio de un embargo, según un acuerdo al que llegó una comisión interinstitucional.

La comisión estuvo conformada por representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), sindicatos, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y un delegado de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

El magistrado Rafael Solís, quien encabezó la comisión que analizó el proyecto del nuevo Código, señaló que se lograron acuerdos satisfactorios.

“En el caso de los embargos, antes se entendía que era para todos los casos, que los trabajadores podían embargar una empresa sin presentar fianza, lo cual los empresarios consideraron un abuso”, dijo el magistrado, señalando que esto ya no se contemplará.