Tomado de www.laprensa.com.ni .- Las microfinancieras en Nicaragua decidieron congelar la aprobación de nuevos créditos ante la inestabilidad provocada por las protestas y amenazas hechas por el movimiento de comerciantes y productores del norte, conocido como los No Pago.

René Romero, presidente de la Asociación de Instituciones de Microfinanzas (Asomif), dijo a que la decisión es no canalizar los 25 millones de dólares que estaban previstos a colocar en el presente período de inicio del ciclo productivo.

No obstante, Romero aseguró que de no devolvérsele “la estabilidad y confianza” a las microfinancieras “en un corto plazo”, van a congelar el total de la cartera, equivalente a 71 millones de dólares, que es el monto previsto para el financiamiento en 2011.

“No hay ninguna confianza para que continuemos colocando nuestros recursos. Vamos a ser muy cautelosos”, dijo Romero.

El pequeño y mediano comerciante, así como productores, serán los afectados puesto que es a este grupo a quien atiende mayormente las microfinancieras.