El tema de la presa el Carmen, proyectada para construirse en Camoapa, vuelve a la discusión pública, cuando representantes de las comunidades afectadas participaron en una sesión del consejo municipal. El rechazo fue expuesto ayer en horas de la tarde en las instalaciones del gimnasio multiuso donde sesionaba el concejo municipal.

El planteamiento concreto fue que el concejo revocara el Aval aprobado el pasado dos de julio, por medio del cual se permitiría la realización de los estudios para el proyecto hidroeléctrico la petición fue hecha por más de 30 personas que forman parte de las juntas directivas del movimiento social formado contra el proyecto hidroeléctrico.

El productor Juan Sandoval fue el primero en tomar la palabra para exigir al gobierno local el respeto a las tierras en una evocación al pensamiento de Carlos Fonseca.

 

Mediante un pronunciamiento las y los productores afirman que los proyectos hidroeléctricos son parte de un modelo extractivo que avanzan, se imponen mediante mentiras, amenazas, compra y venta de conciencia y voluntad política.

Los derechos de las y los habitantes de las comunidades están siendo sistemáticamente ignorados.

El estado junto a las transnacionales y las entidades financieras de proyectos extractivos violentan nuestros derechos humanos fundamentales, principalmente los derechos al agua, a vivir en un ambiente sano y libre la determinación de los pueblos.

 

Las reacciones entre las y los concejales fueron diversas., Unos dijeron que no había porque preocuparse que solamente se trataba de un estudio, mientras que otros dijeron que no conocían los detalles del proyecto.

 

Cruz Valle es otro productor del sector y presidente del movimiento organizado en contra del proyecto el Carmen., habló del arraigo y que no es posible comparar la experiencia del proyecto Tumarín con este caso.

 

Tras la negativa de la bancada sandinista (mayoría en el gobierno municipal) de votar en favor o en contra de la petición de las y los productores, algunos miembros del concejo tomaron la decisión de retirarse, en abierto apoyo de los representantes del movimiento comunitario.

El productor Cesar Sequeira Tiene finca en la comunidad del Saíno y es uno de los afectados dijo sentirse decepcionado aunque la decisión de la mayoría de los concejales era algo que se veía venir.

 

El proyecto Aguas el Carmen es una iniciativa promovida desde hace varios  años. Hasta hace poco, la información sobre la presa podía encontrarse en el sitio web del ministerio de energía y minas incluido un primer estudio de impacto ambiental, aparentemente favorable para el proyecto. Actualmente se habla de un nuevo estudio que cuenta con el visto bueno de la alcaldía de Camoapa.

Con la presa el Carmen se pretenden generar aproximadamente 100 megavatios como complemento de lo que producirá la presa Tumarin. El cuerpo de agua cubriría más de 50 kilómetros cuadrados en la temporada de invierno según documentos oficiales relacionados con el proyecto.

Las personas de la comunidad dijeron que no pretenden salir sus tierras. Según los dirigentes del llamado movimiento el Carmen por la defensa de la Tierra cuentan con el respaldo de más de 600 personas.