Tomado de www.laprensa.com.ni .- Tras ser denegada la participación en una sesión del Concejo Municipal de Juigalpa, donde pretendían hacer público un pronunciamiento, la Comisión de Chontaleños Salvemos el Lago Cocibolca, decidió emprender “actividades cívicas que evidencien nuestra posición tales como: visitas a las comunidades isleñas y aledañas al lago, a los barrios y comarcas del municipio de Juigalpa y otros municipios de Chontales”.

El ecólogo Jorge Luís Cruz informó que; a través de la jefa de la bancada democrática de siete concejales, María Luisa Rojas; habían hecho la solicitud para participar en la sesión en puntos varios, pero fue negada por el vicealcalde Benedicto Miranda, quien le mandó a cumplir con los requisitos para hacer la solicitud.

Retomando el artículo 66 de la Ley General de Aguas, en su pronunciamiento la comisión sostiene que “las aguas utilizadas para consumo humano, tienen la más elevada e indiscutible prioridad del Estado nicaragüense, no pudiendo estar supeditadas ni condicionadas a cualquier otro uso”.

El pronunciamiento también señala que “abrir una gigantesca brecha de 80 kilómetros de largo, de 520 metros de ancho (...) es una espantosa sentencia de muerte al lago, su cuenca hidrográfica y afluentes, que atentan contra la calidad de vida del pueblo nicaragüense en general, de los chontaleños y principalmente, a más de 96,000 juigalpinos, que bebemos agua del lago, único recurso hídrico disponible para esta población”.