La Comisión de Seguimiento del gobierno recibió a representantes de la industria láctea para abordar el tema del precio de la leche y sus derivados.

La independencia de la empresa privada y su rol para determinar el rumbo de la industria láctea fue el objetivo del encuentro según Alfredo Lacayo, Gerente General de CENTROLAC, quien explicó que el país se rige por el libre mercado y eso es lo que determina el precio de los productos que se venden.

“Además de coordinar y establecer una política con el sector industrial que mantenga precios competitivos al consumidor, el liderazgo de la empresa privada que hasta la fecha ha dado buenos resultados para el país, y que proteja el precio al productor para que este tenga los incentivos necesarios para poder crecer y desarrollarse”, puntualizó Lacayo.

Mike Thompson, Gerente Administrativo del ESKIMO, enfatizó en que el costo de la leche nacional es el más bajo de Centroamérica. “La alternativa es buscar con el gobierno mecanismos para que los posibles aumentos estén acorde a los costos de producción actual porque siempre en temporada de verano baja la producción de leche”.

Durante la reunión se valoraron como alternativas para evitar el incremento del precio de la leche la revisión de los impuestos que paga la industria láctea y alternativas de importaciones de leche en polvo, entre otras.

Al respecto Orlando Solórzano, Ministro del MIFIC, expresó que como parte del consenso encontrado, las empresas industriales van a pactar sus requerimientos de importación, los plazos, el impacto que este tiene en los precios, de manera que no se afecte el costo de venta al consumidor. Además aseguró que habrá una mejor distribución de la leche importada, que desde hace 10 años se hace y cuya cantidad asciende a 1, 800 toneladas métricas en la temporada de verano.