Tomado de www.laprensa.com.ni .- Las muertes violentas y los delitos de crimen organizado que han ocurrido en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) tienen preocupadas a las autoridades policiales y del Ministerio de Gobernación, admitió el delegado de esa institución Wilfredo Jarquín.

“Han sido nueve muertes violentas en lo que va de un mes (enero), eso equivale al once por ciento con respecto a las muertes violentas del año pasado, el año anterior ocurrieron 71”, admitió Jarquín.

Los municipios donde más muertes violentas ocurrieron el año pasado fueron Bluefields con 19 casos, La Cruz del Río Grande con 17 y El Tortuguero con 16 casos, los restantes se reparten en Laguna de Perlas, La Desembocadura y Corn Island.

“A nosotros, a la Policía Nacional nos alerta esto que tengamos tantos incidentes de homicidios violentos y de crimen organizado y es en lo que estamos trabajando”, sostuvo.