El parlamento de Nicaragua aprobó este jueves, por unanimidad, una "histórica" ley que obliga a los partidos políticos a alcanzar una representación femenina del 50% en sus candidaturas para la elección de cargos municipales, informaron fuentes legislativas.

La reforma a la ley de municipios, propuesta por el presidente Daniel Ortega, establece una "cuota de género" en proporciones iguales para hombres y mujeres en las listas para alcaldes, vicealcaldes y concejales titulares y suplentes.

La ley, que entrará en vigor para las elecciones municipales de noviembre próximo, fue aprobada con el voto afirmativo de los 89 legisladores presentes en una "sesión especial" dedicada a conmemorar el Día de la Mujer.

"Estamos dando un paso agigantado, (y) trascendente en cuanto a establecer la participación de la mujer con igual oportunidad que los hombres para optar a cargos en la gestión municipal", manifestó el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro.

"El machismo hay que erradicarlo y queremos ir avanzando en ese trabajo conjunto de hombres y mujeres", apuntó el diputado.

La reforma establece "un binomio de complemento", según el cual donde el alcalde sea mujer, el vicealcalde debe ser varón o viceversa.

El diputado liberal, Eliseo Núñez, aplaudió la iniciativa del gobierno y mencionó que pese a que un 54% de hogares está encabezado por mujeres, según Naciones Unidas, "durante años hemos incoado una sociedad que le da la espalda a las mujeres".

Por su parte la presidente de la junta directiva de la casa de la mujer de Camoapa, licenciada Alina Salazar, vio con buenos ojos la aprobación de la ley, ya que restituye un derecho constitucional de participar en la elección de cargos públicos.