El fenómeno del niño se ha registrado con mayor frecuencia en los últimos años como una campanada que deja en evidencia el daño que ha sufrido el planeta.

La Agencia estadounidense oceánica y atmosférica (NOAA en inglés) anunció en marzo pasado la llegada del fenómeno el Niño. Sería el segundo año consecutivo que este fenómeno se instala en la región.

En el mes de enero las proyecciones que el niño llegara eran apenas del 20%, en marzo las posibilidades incrementaron a un 40%, en abril 60% y en mayo las  probabilidades aumentaron en un 80%.

El investigador de Simas Manuel Fandiño considera que si el fenómeno se instala en el país en un segundo año consecutivo las alternativas para disminuir los impactos son casi nulas.

 

El presidente de la cooperativa Masiguito ingeniero Francisco Aragón pese a los pronósticos se muestra optimista y espera un invierno normal.

 

Los gobiernos de la región debieron tomar medidas para amortiguar un poco los efectos del fenómeno, tanto en el sector agrícola, como en la producción de agua potable y la salud.

Centroamérica puede tener una disminución importante de lluvias", afirmó a la AFP el experto en meteorología de Guatemala César George.

Si el fenómeno del niño se alarga las perdidas podrías ser mayores que las del año pasado menciona el doctor Enrique Aragón.

"Nosotros desde el año pasado hemos alertado a los productores para que se preparen en las fincas", afirma.

 

El año pasado el fenómeno del niño provocó la muerte de 3000 reses y pérdida entre el 70 y el 80 por ciento de la cosecha de primera. El ingeniero Denis Rivera menciona que la trashumancia también disminuyó.

 

El fenómeno del niño es un problema mundial., en Colombia para hacer frente al problema el presidente Juan Manuel santos asigno un presupuesto de 200 mil millones de dólares para hacer frente al problema. Según el sitio web el tiempo.

Por su parte el gobierno de chile hará frente al fenómeno con un presupuesto de 105 mil millones de dólares.

En Nicaragua hasta la fecha se desconoce cuáles son las políticas de gobierno que se promoverán para hacer frente a la posible sequía que se ha pronosticado para este año, pero según publicaciones de diarios nacionales., el gobierno recomendó el año pasado criar iguanas y cultivar amaranto.

Michael Healy y José Ángel Buitrago, presidentes de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, (Excan), declararon al diario La Prensa respectivamente, esperan que esta vez el gobierno plantee una estrategia seria de respaldo ante los problemas de los cultivos y no como el año pasado que les abandonó cuando el invierno se normalizó.

Healy reclamó que pese a las semanas de reuniones que tuvieron con el Gabinete de Producción entre mayo y agosto del año pasado para definir un plan de respuesta a los embates de la sequía, “nunca hubo nada concreto” en el campo.

“En la primera etapa de la sequía el apoyo del Gobierno fue nulo y cuando comenzó a llover se acabaron las reuniones porque la lluvia vino a resolver el problema. Ojalá en esta ocasión haya algo claro”, exigió.

Los expertos todavía no pueden aseverar si el evento finalmente se materializará, ni con qué fuerza se manifestaría. “Pero se ha formado un modelo de alturas (del mar) y temperaturas en la superficie que evidencian la amenaza, dijo Bill Patzert, climatólogo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa.

Ampliación de estas y otras noticias en el ordeño de la Tierra.