Los embarazos necesitan tener un mayor control por parte del ministerio de salud y las mujeres deben asistir a los chequeos periódicos en los puestos de salud, hospitales y aprovechar los espacios en las casas maternas.

Un reciente caso generó preocupación en una comunidad rural del municipio de Camoapa cuando un bebe no logró sobrevivir al parto.
Distintos estudios señalan que las principales causas del nacimiento de niñas o niños con dos cabezas pueden darse por anomalías genéticas, o que durante las primeras etapas del embarazo los gemelos no pudieron desarrollarse y separarse por completo.
Según personas del lugar que prefirieron omitir su nombre la madre ya había tenido un parto de gemelos que igualmente fallecieron. El parto del bebe con dos cabezas, situación conocida como policefalia, fue atendido en la comunidad y los familiares pensaban que se trataba nuevamente de un parto de gemelos.
La doctora María Eugenia Aragón es especialista en obstetricia y opina que en estos casos la atención debe hacerse en un centro hospitalario y que un ultrasonido habría podido determinar la necesidad de realizar una cesárea.
La doctora explica que desde la semana 12 de gestación puede corregirse la mal formación identificando donde se encuentran los principales vasos sanguíneos. En todo caso, el parto debió atenderse en un centro hospitalario y mediante cesárea para evitar daños en la madre.


La doctora Aragón recomienda a todas las madres embarazadas mantener un control sistemático acudiendo cumplidamente a las citas.


La madre y el padre de la criatura son pobres y trabajan en el campo. En este caso la doctora Aragón recomienda que la madre de acudir inmediatamente al hospital para ser revisada por médicos especialista.