José Ignacio Valles Flores, es no vidente y a pesar de ello no deja de trabajar, pues de ello depende su mamá y hermana. Vive en Camoapa y todos los días se levanta para vender en las calles frutas y verduras. Los viernes va a Managua y otros comerciantes de la ciudad le ayudan a comprar los productos.

Su mayor sueño es tener un solar y poder construir su vivienda, en esta navidad espera disfrutar con su familia. Escuchemos su historia: