Varias familias camoapeñas piden una respuesta a las autoridades municipales sobre la reubicación de sus casas una vez que inicie el proyecto de adoquinado Camoapa-Comalapa-Santa Rosa.

Alrededor de unas 25 familias son las que construyeron en el callejón por donde pasará el adoquinado, pero son 17 las más afectadas.

Representantes del Ministerio de Transporte e infraestructura, MTI, se reunirían con el Concejo Municipal para conocer mayores detalles del proyecto, que corresponde a más de 20 kilómetros. Aunque los funcionarios no estuvieron, los representantes de las familias que viven en el callejón aprovecharon para exponer su preocupación.

El señor Sofonías Gutiérrez Díaz, habita del Restaurante Bosquesito 500 varas al Sur, carretera a Comalapa, y tiene más de diez años de vivir en ese lugar.

Otra de las personas que será afectada es la señora Ceferina Díaz, quien expresó su preocupación por el tema de la reubicación, porque tiene más de 12 años de habitar en el lugar.

Díaz indicó que en la vivienda habitan más de 11 personas, entre adultos y niños. Además dijo que está dispuesta a cambiar de lugar, pero que la casa debe quedar igual a como esta.

Luisa Murillo, es otra de las afectadas y señaló que la mayor preocupación es perder un pozo donde han invertido mucho dinero. Espera que las autoridades locales y el MTI den una respuesta viable al problema de su reubicación.

EL Alcalde de Camoapa, Plutarco Hernández, aseguró que tomarán en cuenta las peticiones de los afectados. Aunque recomendó que para ser más formales las familias deberán asistir a la sesión del Concejo Municipal el próximo nueve de agosto.