El padre Alan Alfonso Paisano, valora positivamente el trabajo pastoral realizado en la iglesia San Francisco de Camoapa. El padre llegó a la ciudad hace siete años y desde entonces ha trabajado por el bienestar de la Iglesia Cátolica.

El cinco de octubre, el padre Paisano, entrega la parroquia al nuevo sacerdote Mario Talavera.

Paisano será trasladado a Boaco, al templo parroquial Santiago Apóstol. Se supone que debe recibir el domingo ocho de Octubre.

Paisano comentó que se lleva muchas experiencias positivas de Camoapa, una de ellas es el apoyo y la devoción de la gente en las comunidades. Explicó que la rotación de sacerdotes en la diócesis de Granada es normal y es sana para la vida de la iglesia católica.

Igualmente la diócesis realiza cambios en la parroquia Medalla Milagrosa. El padre Marlon Fernández será reubicado en la parroquia Belén de la ciudad de Rivas.