Después de dos meses del fallecimiento del párroco de la Medalla Milagrosa, el padre Mario Jarquín, la Diócesis de Granada ha nombrado oficialmente un nuevo sacerdote responsable de esa iglesia local camoapeña. Se espera que la toma de posesión se realice el próximo veintisiete de noviembre.

Monseñor Leonardo Urbina, vicario de la zona pastoral de Boaco

El anuncio fue divulgado a la feligresía en la misa de la bajada de la imagen de la Medalla Milagrosa, el pasado miércoles por el vicario de la zona pastoral de Boaco, Monseñor Leonardo Urbina.

Urbina expresó que la diócesis se demoró en el nombramiento, porque fue una decisión bien analizada, con el objetivo de enviar un excelente elemento a la parroquia. Dijo que el sacerdote Walter Mejía asumirá la dirección de la iglesia desde el 27 de noviembre y espera que la población lo reciba con alegría.

Agregó que aunque la pérdida del párroco anterior es difícil de superar para la comunidad, espera que los feligreses ayuden al nuevo sacerdote a continuar con el trabajo pastoral de la iglesia Medalla Milagrosa. Reconoce que Camoapa se ha caracterizado por involucrarse en la labor de la iglesia junto a su párroco.

El padre Renato Hernández, quien había asumido interinamente la parroquia, agradeció la colaboración de la población por acompañar los trabajos de la iglesia y afirmó que fue una experiencia importante para su formación como sacerdote, colaborar para la comunidad católica de Camoapa.

Hernández estuvo a cargo de la parroquia Medalla Milagrosa y su principal misión fue organizar las actividades de las fiestas patronales que comenzaron el miércoles diecisiete con la bajada de la imagen de la virgen.